X Carta a X

Ya es muy tarde, ahora que
ya está tarde


10
Algunas personas que no escriben han vivido en los mismos días hermosos que vos y yo. Ellos no saben describirlo con palabras como tampoco yo. Si mucho las vomito. Son verbos que no nos permitimos en nuestro angosto lenguaje.

Manejamos un angosto lenguaje, ¿te diste cuenta?

Ya preferimos ni decirnos nada, ni pensarnos siquiera. ¿Nos queremos como animales?
Escribí en mi diario en estos días una pregunta que mataría porque contestaras y te la haré aunque sé que nunca respondes mis cartas. ¿También sientes que pasan los años y sientes nostalgia? ¿También sientes tristeza por lo que nunca fuimos? ¿Y esa tristeza también se te convierte en alivio? Después de todo podemos vernos sin drama.

Mira este fragmento del libro que ando leyéndome:

"...se acentúa en su rostro la sombría conformidad del que alcanza la paz a través de moderado razonamiento y no con el alegre desorden de una existencia total".

Eso eres vos: mi desorden. Yo cada día me levanto y ordeno, ordeno todo, mis pensamientos y mis libros y mi ropa y mi vida, mis finanzas (tan joven), mi música, mis creencias, mi alimentación, mis lápices y pinceles y hasta mis sueños. Pero al final de los días sigues siendo desorden, porque sigo sin entender nada de esto.

Mirá: diez. diez. diez.

amén.

Comentarios